jueves, 10 de julio de 2008

Niño gusano


Ayer moría Sergio Algora, poeta hetedoroxo y líder de uno de los grupos
más entrañables e Increíblemente Extraños de aquel espejismo que fue
el indie pop cañí.
Tal vez uno de sus himnos resuene hoy con nuevos ecos.
Valga a modo de requiem este Ángel Guardia.


Del sombrero de copa salí,
a ese lugar yo quiero ir a vivir,
¿no ves que allí no necesito mapas?

Todas las palabras olvidé,
en estuches a medida los guardé,
se habla mejor con la boca cerrada.

Tráteme de usted,
soy mucho mejor que vos.
Tráteme de usted,
soy mucho mejor que vos.

Iré hasta las puertas del borrador,
el señor Tragalotodo me abrirá,
no habrá visitas en tu nueva casa.

Tráteme de usted,
soy mucho mejor que vos (4)

Y la mujer policía
me acompañará a mi domicilio ideal.
Y mi ángel guardia será el truco definitivo
para pasar un año sin parar de reír.
¡Qué bien sabe no existir!

Del sombrero de copa salí,
a ese lugar yo quiero ir a vivir,
¿no ves que allí no necesito mapas?

Tráteme de usted,
soy mucho mejor que vos (4)

Y la mujer policía
me acompañará a mi domicilio ideal.
Y mi ángel guardia será el truco definitivo
para pasar un año sin parar de reír.
¡Qué bien sabe no existir!

Y la familia de mi familia
invitará al hijo suplente a cenar.
Y mi ángel guardia quemará todas las pruebas
que demuestren que un día estuve allí.
¡Qué bien sabe no existir!
Y mi ángel guardia será el truco definitivo
para pasar un año sin parar de reír.
¡Qué bien sabe no existir!
Sin parar de reír.
¡Qué bien sabe no existir!
Sin parar de reír.
¡Qué bien sabe no existir!

1 comentario:

Josa dijo...

Mi pasión es la música, y tengo de todo, y he oído de todo. Recuerdo que mi amigo Luiyi (un colgao profe de historia) me regaló una vez, hace ya muchos años, un disco de este grupo. REcuerdo la canción "el fabricante de alas de mariposa". Tengo que buscarlo. Tu blog, perdona que te diga, es cojonuto.